nicolás gómez echeverri

acueductos de rosario lópez

(2014) Texto de la exposición Acueductos en el Museo La Tertulia, Cali.

 

Este proyecto insiste en la revisión de lo escultórico. Pareciera una paradoja, considerando que vemos una extensa colección de fotografías. Acaso, ¿dónde están las esculturas?

Las imágenes presentadas en esta muestra hacen parte de un archivo fotográfico de la firma Hernando López y Asociados, que en los años setenta diseñaba y construía acueductos y estructuras de tratamiento de agua en los departamentos del Cesar, Boyacá, la Guajira, Valle y Santanderes. Las imágenes fueron tomadas por el padre de Rosario López, con el fin de documentar las obras de ingeniería que prestaban servicios básicos para el desarrollo de las regiones. Para la artista, el hallazgo de este material significó una activación de su memoria, cuando viajaba en familia para supervisar los adelantos de las obras, y en cada parada admiraba la magnificiencia y complejidad de estas estructuras. Sin haber sido concebidas como objeto artístico, las fotografías, sin embargo, dan cuenta de atributos que caracterizan los prototipos de desarrollo técnico y científico emplazado en el paisaje. Las imágenes evidencian la durabilidad del acero y del concreto, los recursos de amarre, atornillado y soldadura, las decisiones de diseño estructural, la delimitación de espacios vacíos de contención, almacenamiento y reserva, los estados de equilibrio y los requerimientos técnicos para el desarrollo de procedimientos funcionales como la condensación y la filtración. Pero, sobre todo, las imágenes evidencian la diferenciación de estas construcciones con los elementos naturales que configuran el entorno circundante; las creaciones del hombre irrumpen el paisaje, fragmentan el espacio para apoderarlo y ajustarlo a sus necesidades.

La decisión de la artista en revelar este archivo puede haberse impulsado por la emoción y la nostalgia del recuerdo de su padre. Pero los artistas no sólo confían en el valor de la anécdota. Como artista, Rosario insiste en la definición de los medios con los cuales se vale para trabajar; en su caso, la revisión de lo escultórico que, como lo ha demostrado, no solo existe en la exhibición de un objeto tridimensional, sino también está latente en el mensaje que puede comunicar una imagen fotográfica. Como complemento a la exhibición del archivo, Rosario también expone un conjunto de registros recientes del acueducto de Yumbo, Valle. Con este gesto, sólo posible a través de la fotografía, involucra al factor temporal como protagonista ineludible de nuestra realidad y de nuestra memoria.

En los años setenta, los artistas asociados al movimiento minimalista definieron los valores del medio escultórico según las formas de manifestación del espacio y los objetos; más allá de narrar un acontecimiento o representar un referente reconocible, la escultura es la exaltación de todas las cualidades físicas y materiales que condicionan nuestra corporalidad: la dimensión, la magnitud, la distancia, los estados materiales y su respuesta al tiempo y a la tensión con otros materiales. Partiendo de este referente, a través de la serie Acueductos, Rosario López nos enseña a detectar las señales perceptivas del mundo en cada recuerdo que tengamos y en cada lugar que habitamos. Podríamos tan sólo pensar el mundo según la función de las cosas, su rentabilidad y significado, pero un artista nos revela todo aquello que determina sus condiciones más esenciales.

 

Este proyecto obtuvo la Beca de Creación 2012 del Ministerio de Cultura.